Instala tus persianas como todo un profesional

by ,

Cuando se trata de la decoración del hogar, las ventanas ocupan un lugar primordial. La decoración no estaría completa si no se les tomara en cuenta, ya que a través de ellas podemos controlar la luz, la privacidad y la temperatura interior.

Si bien existe una variedad de opciones para elegir, las persianas que cuentan con listones móviles, de diferentes estilos y materiales, como tela, madera, aluminio o PVC, se encuentran entre las más populares.

Una vez que hayas decidido el estilo o modelo que mejor se adapta a tus necesidades, puedes ahorrarte una buena cantidad de dinero siguiendo estos sencillos consejos para instalarlas tú mismo, como todo un profesional. ¡Es más sencillo de lo que crees!

Antes de la instalación

Una de las primeras acciones que deberás hacer es decidir cuál es modelo deseas instalar, pueden ser enrollables, horizontales, verticales, manual o motorizada.

Luego necesitarás tomar las medidas del área que deseas cubrir. Estas van a depender también del tipo de instalación que desees.

Debes tomar las medidas hasta el techo, si instalarás los sujetadores de la persiana en el techo, al lateral, en caso de que la ventana se encuentre entre dos paredes o a la pared. Ten siempre presente que el cerrajero profesional puede ayudar en el proceso.

Lee bien las instrucciones que vienen en la caja del producto, y organiza las herramientas que vas a necesitar, como una cinta para medir, lápiz y taladro con una broca con la medida correcta para los tornillos.

Existen distintos tipos, materiales y longitudes en función de la superficie en la que se aplican.

Pasos para la instalación

Cuando vas a comenzar a realizar el trabajo, marca con el lápiz dónde instalarás la persiana, y verifica que todo funcionará a la perfección, que podrás manejar las persianas sin problemas y que tus ventanas abrirán bien.

Marca dónde instalarás los soportes, si eliges el montaje exterior, los soportes deben colocarse en la parte exterior de la carcasa de la ventana a ambos lados de la ventana. Para un montaje interior, los soportes van contra la esquina superior interior de cada lado de la ventana.

Fija los soportes, pero previamente debes marcar con el lápiz dónde necesitas taladrar, atento que debes tener 2 soportes, uno para cada lado. Retira los soportes y taladra los agujeros para los tornillos.

Utiliza los tornillos, anclajes o tapones correctos para el tipo de material en el que estás perforando, de esta manera los soportes estarán más seguros. Luego vuelve a colocar el soporte sobre los agujeros que acaba de hacer y atornilla los tornillos. Asegúrate de que las puertas de los soportes estén bien abiertas.

En caso de que la persiana incluya un soporte central, asegúrate de instalarlo también, siguiendo los pasos anteriores. Recuerda que ante cualquier duda, siempre está la opción de contratar a un cerrajero profesional.

Luego, coloca los clips que están incluidos en el kit, en el riel superior, asegurándote de que los cordeles que sujetan la persiana estén fuera del mismo. Luego inserta la persiana en el riel superior, lo harás con más facilidad si mantienes la persiana cerrada.

Coloca la varilla para cerrar o abrir, si corresponde al modelo elegido, ajusta el largo de la persiana a tu gusto y asegúrate de que los mecanismos para abrir, cerrar, subir y bajar la persiana funcionen a la perfección.

¡Y ya puedes disfrutar de una hermosa persiana, con la satisfacción de haberla instalado tú mismo!